jueves, 10 de mayo de 2018

LA FÓRMULA MÁGICA

1 Retorno sobre el capital

EBIT/(Capital neto circulante+activos fijos)
El retorno sobre el capital se midió calculando el ratio de beneficios antes de impuestos ( EBIT) contra el capital tangible empleado (capital neto circulante + activos fijos). Este ratio se utilizó más que las mayormente usadas de retorno sobre equidad (ROE, ganancias/equidad) o retorno sobre activos (ROA, ganancias/equidad).

Usar los beneficios antes de intereses e impuestos o EBIT, nos permitió ver y comparar las ganancias operativas de diferentes empresas sin distorsiones provenientes de diferencias en tasa e impuestos y niveles de deuda.

El capital neto circulante + activos fijos ( o capital tangible empleado) se utilizó en lugar de los activos totales (usados en el cálculo del ROA) o equidad (empleado en un cálculo ROE). La intención aquí era imaginar cuánto capital se necesita actualmente para conducir el negocio de la empresa. El capital neto circulante se utilizó porque una empresa tiene que pagar sus cuentas pendientes e inventarios, pero no tiene que exponer dinero por sus cuentas por pagar, puesto que son préstamos sin interés.

2 Rentabilidad

EBIT/Valor de empresa

Valor de la empresa ( Valor de la equidad del mercado +interés neto-deuda que devengan intereses) calcular cuánto puede ganar un negocio en relación con su precio de compra.
El valor de empresa se usó simplemente  en lugar del precio de equidad ( capitalización del mercado) porque el valor de la empresa tiene en cuenta tanto el precio pagado por una parte igual del negocio como la deuda financiera utilizada por la empresa para generar ganancias operativas. Usando EBIT y comparándolo con el valor de la empresa podemos calcular la rentabilidad bruta sobre el precio total de compra de la empresa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario