martes, 27 de agosto de 2013

Primeros pasos: conocer la empresa

El Product. Market Fit, o el Product Customer Fit. Es el misterio que, por etapas se debe descubrir.

A mi entender, primero debemos conocer bien el producto y la empresa que representamos. Otros perfiles, más orientados al marketing, prefieren comenzar por conocer mejor el mercado.

 Por mi parte, prefiero empezar por, conocernos bien a nosotros mismos y desde este punto prepararnos para lo que nos pidan los clientes.
No me es raro el comercial, que promete sin conocer la capacidades de la empresa, y pasa el "jarrón azul" al siguiente en la cadena para que lo arregle. Generando una cadena de mal entendidos e incidencias, que desgastan a la parte industrial.
Aunque se intenten esconder los fallos, el cliente, que no es tonto, los termina por descubrir. Esto hace que la confianza caiga, y siendo la credibilidad, el pilar fundamental de los negocios, no es admisible. Los compromisos se adquieren sabiendo que se pueden y deben cumplir.

 Vender gato por gato, o liebre por liebre, será a medio plazo mejor que vender gato por liebre, y más rentable que vender liebre por gato.

Por esto mismo el conocer la empresa es requisito ineludible. No se trata de ser capaz de programar un CNC de 6 ejes, 40 herramientas para un rotor de turbina, ni conocer los protocolos de comunicación de un red industrial, se trata de saber entender de que va la fiesta:
- Quien es quien
- Que se hace
- Que no se hace
- Como se hace, sin necesidad de saber hacerlo.
- Cuanto cuesta: tiempo, dinero, personas.
- Para que sirve
- Para quien sirve
- Hasta donde se puede llegar
- Que problemas existen
- Las debilidades
...
Cuanto mejor se conozca la empresa, mayor será la confianza en uno mismo, y mejor se propondrán soluciones al cliente.



No hay comentarios:

Publicar un comentario